Vulnerabilidad y adaptación

Vulnerabilidad y adaptación

La adaptación se refiere a los ajustes en los sistemas ecológicos, sociales o económicos, en respuesta a los estímulos climáticos reales o esperados y sus efectos o impactos. Se refiere a los cambios en los procesos, prácticas y estructuras para moderar los daños potenciales o para beneficiarse de las oportunidades asociadas con el cambio climático. Elementos de adaptación Las actividades de adaptación abarcan cinco componentes generales: la observación, la evaluación de los impactos climáticos y la vulnerabilidad, la planificación, ejecución, monitoreo y evaluación de las acciones de adaptación. Observación Al comienzo de cualquier iniciativa de adaptación, la observación y el seguimiento de, variables climáticas y no climáticas socio-económicas y ambientales es importante para encontrar y atribuir impactos del cambio climático, y para apoyar la investigación para mejorar la comprensión el modelado y predicción del sistema climático y impactos del cambio climático. Los datos pueden ser recolectados en todos los aspectos del sistema climático en particular sobre los procesos físicos, químicos y biológicas y atmosféricos, oceánicos, hidrológicos, la criosfera y terrestres Evaluación La adaptación se refiere a la evaluación de la práctica de la identificación de opciones de adaptación al cambio climático y evaluación de las mismas en función de criterios tales como la disponibilidad, sus beneficios, costos, eficacia, eficiencia y viabilidad. Junto con la observación, la evaluación de los impactos del cambio climático sobre los sistemas naturales (por ejemplo, la productividad agrícola, el abastecimiento de agua) y los sistemas humanos (por ejemplo, el bienestar social, actividades económicas) está obligado a informar a los elementos posteriores de adaptación. Planeamiento La adaptación también debe tener un planeamiento para identificar y priorizar las necesidades urgentes e inmediatas con respecto a la adaptación a los efectos adversos del cambio climático. Implementación La implementación incluyendo dos áreas de interés: la formulación y ejecución de planes nacionales de adaptación, y un programa de trabajo para considerar los enfoques para abordar las pérdidas y los daños asociados con el cambio climático en los países o zonas en desarrollo particularmente vulnerables. Monitoreo y Evaluación Dada la naturaleza complejidad y largo plazo del cambio climático, es esencial que la adaptación ser diseñado como un proceso continuo y flexible, incluyendo la retroalimentación a través del monitoreo y la evaluación. La implementación de medidas de adaptación tiene que ser regularmente monitoreados, evaluados y revisados, tanto en términos de la validez de los supuestos científicos y la adecuación de los proyectos, políticas y programas, incluida su eficacia, eficiencia y utilidad general. Seguimiento y evaluación de las acciones de adaptación, incluidos los proyectos, políticas y programas, se puede realizar todo el proceso de adaptación y / o después de las medidas de adaptación se han aplicado. Un marco de seguimiento y evaluación pueden ser desarrollados para asegurar que los objetivos claramente formulados, los objetivos y las medidas de salida, así como la disponibilidad de datos de buena calidad. Compromiso de los interesados y la gestión del conocimiento Participación efectiva de los interesados y de gestión del conocimiento para la adaptación es vital para apoyar todas las actividades de adaptación, en cada paso en el proceso.