Comercio de certificados de carbono

Comercio de certificados de carbono

Un certificado de carbono es un instrumento financiero que representa 1 tonelada métrica de CO2 que se ha reducido, almacenado o evitado.

Esto se puede lograr por cualquier organización que haya realizado cierta actividad para lograr una captura o evitado una emisión. Por ejemplo, un área de bosques tropicales que no es deforestada, o un parque eólico que genera electricidad renovable. Esto tiene que ser reconocido y registrado por fuentes confiables para demostrar que se ha cumplido con cierto estándar.

Por otro lado. las empresas y los individuos son capaces de compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero mediante la compra de estos certificados de carbono, para convertirse en lo que denominamos "carbono neutro". Esta compra venta de certificados es lo que se denomina "comercio de las emisiones de carbono"

Existen muchos mecanismos de mercado, el mas conocido es el ‘cap and trade’. Este como un medio para reducir la cantidad de CO2 liberado a la atmósfera de la tierra utilizando un enfoque basado en el mercado. Dado que muchos países ahora tienen sus propios objetivos de reducción de emisiones por cumplir, se han establecido límites a las empresas para la cantidad de contaminación permitida a liberar. Si las industrias producen más de lo permitido tendrán que reducir sus emisiones por sus propios medios, lo que puede implicar un gasto considerable en inversión de tecnología y maquinaria, o tendrán que comprar certificados de carbono para compensar sus emisiones de una fuente verificada con el fin de cumplir con las regulaciones.

Hay dos tipos de créditos de carbono, los CER y los VER:

CER: significa Certified Emission Reduction y es un certificado expedido por el Clean Development Mechanism (CDM) como parte del Protocolo de Kyoto. Cada certificado representa una tonelada métrica de CO2 que un proyecto en un país en vías de desarrollo ha reducido, almacenado o evitado, permitiendo a un país desarrollado comprar a fin de cumplir con sus propios topes conforme al protocolo de Kyoto. VER: significa Voluntary Emission Reduction, el mismo concepto anterior, pero fuera del régimen del Protocolo de Kyoto. Sin embargo, estos proyectos han sido evaluados y validados por terceras partes calificadas y colocados en los registros públicos. Aunque actualmente es más pequeño que el mercado CER, el crecimiento en el sector privado está proliferando rápidamente con la expectativa dentro de la industria que podría incluso alcanzar el mercado a conformidad, especialmente con el aumento de la responsabilidad social corporativa cada vez mayor demostrada por empresas que aun no cumplen de todo el mundo.

QUIEN COMPRA CERTIFICADOS DE CARBONO

El mercado de emisiones de carbono se forma de la siguiente manera: Dentro del mercado de cumplimiento, que es el comercio de certificados de carbono de Kyoto o CERs, empresas, gobiernos y otras entidades compran compensaciones de carbono para cumplir con las regulaciones. En el mercado voluntario (VERs), particulares, empresas y gobiernos compran créditos de carbono para mitigar sus emisiones del transporte, el consumo de electricidad, etc. Es cada vez más popular para las empresas comprar certificados de carbono con el fin de elevar su perfil de marca. Cada vez más empresas se anuncian ser carbono neutro y/o mostrar los tipos de proyectos que han invertido para ayudar en la reducción de gases de efecto invernadero, mejorar la biodiversidad y ayudar a las comunidades indígenas en los países en vías de desarrollo. McDonald es uno de los ejemplos más notables. Incluso los grandes artistas y bandas de rock compran certificados de carbono para compensar sus emisiones cuando se van de gira. Algunos inversionistas privados están comprando certificados de carbono como un "pre-cumplimiento" anitcipando una regulación que se espera suceda en todo el mundo. Se estima que la demanda de créditos de carbono aumente mientras que la población mundial crece esperando alcanzar los 9 billones para el 2050 y que se ha cuadruplicado en el último siglo. El crecimiento global del GDP en un 3% se deberá a la duplicación del consumo y producción de alimentos y otros productos dentro de los próximos 25 años. A la par de esto, también se prevé que la demanda de compensaciones de carbono se duplique en el mismo plazo. Menos emisiones permitidas y más personas y productos contaminando, aumentarán considerablemente por los próximos años la demanda y necesidad en el mercado del carbono. El cambio climático significa que demasiados Green House Gases (GHGs) o gases de efecto invernadero, son liberados continuamente en la atmósfera atrapando el calor generando un aumento en la temperatura de la Tierra. En general se cree que esto ha sido causado principalmente por la actividad humana durante muchos años desde el inicio de la Revolución Industrial. Como resultado somos testigos del deshielo registrado en los casquetes polares, la elevación del nivel del mar y los patrones climáticos extremos, etc. No es sólo la industria la que está afectando nuestro planeta. Todos tenemos la responsabilidad de reducir nuestra huella de carbono. Casi todo lo que hacemos, desde el combustible que usamos en nuestros coches hasta la forma en que calentamos nuestras casas, crea emisiones de carbono. Haciendo cambios en estas áreas, por ejemplo, mediante el uso de bombillas de bajo consumo o el uso de nuestros vehículos con menos frecuencia, podemos reducir nuestras propias emisiones de carbono también conocidas popularmente como ‘carbon footprint’.

UNA TONELADA DE CO₂e SE EMITE CUANDO USTED

Viaja 3.220 km en un avión. Maneja 2.200 km en un vehículo 4 × 4. Maneja 3.050 millas en un coche de tamaño medio. Hace funcionar un hogar promedio durante 60 días. Deja su computador encendido por 10.600 horas. Se pasta una vaca lechera por 8 meses.

PARA COMPENSAR 1.000 toneladas de CO₂e SE NECESITA:

145 conductores que cambien sus coches a híbridos por un año. Utilizar una turbina de viento de 600 kW por un año promedio. Sustituir 500 bombillas de 100 vatios con luces fluorescentes compactas de 18 vatios (10 años de vida). Reemplazar 2.000 neveras con el modelo de la más alta eficiencia. Instalar 125 paneles de energía solar en la India (20 años de vida). Proteger 2 hectáreas de selva tropical de la deforestación.

MEDIAS DE EMISIONES CO₂e POR AÑO:

4,5 toneladas para el coche de la familia promedio. 4,5 toneladas para el ciudadano promedio global. 6,2 toneladas para el consumo de electricidad de un hogar promedio. 1,5 millones de toneladas para una planta eléctrica a base de gas de 600 MW de potencia. 8,3 millones de toneladas para una planta eléctrica a base de carbón de 1000 MW de las viejas. Son más de 25 billones de toneladas para el planeta al tomarlo como un todo. En una escala mayor, podemos enfocar recursos naturales para nuestro combustible, regenerar nuestros bosques tropicales y desarrollar políticas ambientales sostenibles para frenar el cambio climático y proteger el futuro del planeta.

CARBOSUR

Carbosur es una empresa que también presta servicios en el área de comercios de certificados de carbono. Nuestra amplia experiencia, así como nuestra red de contactos, hacen que la venta de los certificados de carbono generados por nuestros clientes, sea una tarea corriente.